Consejos para comprar en rebajas (y no arruinarte)

Las rebajas pueden ser una gran oportunidad o una gran perdición. Para no perdernos en todas esas ofertas suculentas, descuentos y gangas aquí dejamos unos consejos que pueden venir muy bien en esta época del año.

1. Haz listas

¿Que queremos? ¿Que necesitamos? Estas dos preguntas es lo primero que debemos plantearnos. 

Lo aconsejable sería hacer primero una lista con las cosas que queremos. Para ello es buena idea que miremos en las tiendas que nos gustan y también por internet. Tener una lista de las cosas que queremos nos ayudará a ir a tiro fijo y no desviarnos en otras cosas que podamos ver, por muy rebajadas que estén.

A continuación lo más inteligente sería hacer otra lista con las cosas que realmente necesitamos y compararla con nuestra otra lista de las cosas que queremos. Si tenemos más cosas en la lista de lo que queremos, que en la de lo que necesitamos, seguramente sean caprichos. Con esto no queremos decir que no podamos comprarnos ningún capricho, pero es importante tenerlo en cuenta para elaborar posteriormente un presupuesto.

2. Fija un presupuesto

Los precios de las rebajas son una tentación que para muchas personas es muy difícil frenar y al final terminamos gastándonos mucho dinero en cosas que no vamos a utilizar. Lo ideal para que esto no pase es fijarnos un presupuesto y mantenernos fieles a él. Si este presupuesto no nos llega para todo lo que deseamos tendremos que recortar por aquello que no coincida con nuestra lista de necesidades.

3. Aprovecha con cabeza

La ropa u objetos a precios muy bajos pueden ser una tentación , pero quizá lo más razonable es destinar nuestro presupuesto a objetos que fuera de rebajas no estarían a nuestro alcance.

Otra de las cosas en las que tenemos que aprovechar las rebajas es en buscar prendas básicas que no nos apetece comprar en otros momentos. Las modas pasan, pero tener un fondo de armario siempre nos salvará de cualquier apuro y nos permitirá no comprarnos más cosas en mucho tiempo.

4. No dejes de probarte la ropa

Las largas colas, el cansancio, la pereza y las horas que llevamos dándo vueltas por las tiendas pueden ser algunos de los motivos por los que acabemos por llevarnos prendas sin probárnoslas y nos excusamos con frases como: “total, por 5€...”, “si no me viene la devuelvo...” que va seguida de: “al final me cuesta más la gasolina y el parking”. 

Para evitar almacenar prendas innecesarias lo mejor es probarse la ropa y si no nos gusta, eso que nos ahorramos.

5. Mejor en efectivo

Actualmente pagamos más con tarjeta que en efectivo, no podemos negar que es mucho más cómodo, sin embargo en época de rebajas aconsejamos hacer las compras con efectivo en vez de con tarjeta, puede ser más incómodo, pero podemos llevar mejor la cuenta y además podemos sacar lo justo para gastarnos.  

Comments (0)

Product added to wishlist
Product added to compare.

La página de UOKHO Shops utiliza cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.